Cómo Combatir la Celulitis

730 Views 25 Liked

Cómo combatir la celulitis

Antes que nada, la celulitis no está asociada a la gordura ya que incluso las personas delgadas padecen de ella. Se debe a una mala circulación de grasa y agua.

Sabemos que es el dolor de cabeza de todas y todos. La celulitis también es producida por estar mucho tiempo sentado, y no realizar actividad física.

 

Estoy segura de que muchos piensan que eso de los masajes con productos específicos no sirven para nada, pero hoy te digo ¡SI FUNCIONAN!

¿Por qué?

Estos masajes sirven reactivar la circulación sanguínea y reactivar el drenaje linfático en las zonas críticas en donde tenemos celulitis.

Si realizas masajes diariamente, tu piel mejorará grandemente su aspecto, y verás el gran cambio que produce. Pero debes ser constante, lo ideal es que lo realices dos veces al día, en la mañana y en la noche, sino, una sesión un poco más larga por las noches. Esta segunda opción es la que prefiero yo, ya que en las mañanas mi humor no suele ser el mejor, y por las noches estoy un poco más relajada, por lo que puedo tomarme mi tiempo.

 

La forma correcta de realizar estos masajes es con las palmas de las manos, los dedos y los nudillos, sobre todo, lo más importante es no sentir dolor, hacerlo más fuerte, no lo hará más efectivo, así que mejor ve con calma y tómate tu tiempo.

Las cremas anticelulíticas lo que hacen es crear un efecto calor, que con ayuda de los masajes, ayudan a reactivar la circulación y mover la grasa más fácilmente.

 

Es importante que ayudes este método con una buena alimentación y una rutina de ejercicios si quieres un resultado óptimo y en poco tiempo. No es necesaria una rutina extrema tonificante, sino el movimiento suficiente para que todo se reactive.

Pasos:

1-Lo primero es darnos una ducha. Es muy importante que la piel esté totalmente limpia. Lo recomendable es que utilices agua fresca para que así pueda reactivar la circulación.

2-Agrega un poco de la crema anti celulítica, y masajea de abajo hacia arriba, cuando se trate de las piernas de los tobillos a los muslos, en los brazos, del codo hacia arriba, etc. Lo mejor es hacerlo siempre en dirección al corazón.

3-Los movimientos siempre debes realizarlos lentamente, y durante una larga duración.

4-Cuando llegues a la zona del vientre, los movimientos en esta zona deben ser circulares.